«Estaba muy preocupada y afloraban muchos sentimientos. Cuando llegué al Centro de Ayuda al Embarazo, encontré a alguien que quería escuchar mi historia. Me ayudaron a calmar mis preocupaciones y me proporcionaron el apoyo que necesitaba».